11 de diciembre de 2017

PUTA NAVIDAD



El dato relevante que la Alcaldía distribuyó entre los medios, es que se colocaron en la Ciudad más de 3 millones de luces de Navidad. ¡Más de 3 millones! Y lo dicen con el orgullo que sólo la ignorancia atesora. Hoy, con Wikipedia y Google, hasta un funcionario de esta Alcaldía (lo cual es un dato hiperbólico) debería estar familiarizado con conceptos como "contaminación visual", "gastos insulsos", "derroche de energía", "fanfarria capitalista", "gustos en el culo". Porque la verdad es que a la puta manía de todas las tiendas de poner musiquita navideña, orondos santaclauses, lucecitas estúpidas y coquetos mensajes de amor y felicidad, amén de la hastiante costumbre de las oficinas de armar un pendejo pesebre, poner arbolitos y encender las cochinas luminarias intermitentes, más allá de la pueril patraña de los dueños de casa que adornan sus fachadas con esos emperrantes farolitos del orto, encima la Alcaldía nos agrede visualmente poniendo 3 millones de esas cagadas en cuanto espacio público encuentren, haciendo que la Ciudad parezca un enorme putero. 

Hay gordos san nicolases, renos (un animal muy común en nuestra fauna), trineos (tanto que nieva en Cocha), carruajes de Cenicienta (son boludos, encima se equivocan de cuento de hadas), camellos (otro bicho muy común por acá, sobretodo ahora que estos putos nos están convirtiendo en desierto), campanas ding dong, reyes magos (Bastard, Gasparín y Melchorizo), pinos varios, angelitos de mierda y la estrella de Belén con cola y todo, la muy puta. Para ese desplazamiento horrendo de la cultura del kitsch (la ch'ojcho cultura, pa que entiendan) se taladran, engrampan y dañan irreversiblemente cientos de arbolitos, se gasta la plata de los contribuyentes y se satura de luz el espacio público. A eso llaman "espíritu navideño". En mis épocas, ese concepto significaba solidaridad, fraternidad y buen humor. La Ciudad depositaba su "espíritu navideño" en las personas y no en las cojudas e inservibles luces de navidad. 

"Pero a los niños les gusta" dirán ustedes. Seguro, he visto muchos niños la mar de divertidos saltando entre las luces o tratando de meterse un papa noel al culo, pero los niños son niños, todo les gusta, no vamos a enseñarles como padres que encima de niños sean pelotudos. La verdad es que a los que les gusta esa mierda es a los papás. Sí, yo los veo y los escucho, son ellos los que sienten un poder hipnótico por las lucecitas como lo sintieron nuestros antepasados precolombinos cuando Colón les regalaba espejitos. No hemos superado el complejo de haber sido mamados y haber cambiado oro por lentejuelas. El ciudadano común goza y celebra esta bastada costumbre, como celebra el pavimento, el rascacielo, el puente colgante. Nuestro retraso es conceptual, nuestra idea de modernidad y de belleza son primitivas, nuestra conciencia de civilidad es pueril, insana, nos compran con baratijas que nos cuestan un ojo de la cara y así somos felices, viendo prenderse y apagarse foquitos, sacándonos fotos con el gordito de rojo y tarareando melodías absurdas para hacernos la idea de que en estas fechas reina la paz y la unidad. Pobres idiotas adormilados por el ensueño de las luces de navidad. Ojalá y la estrella de Belén aparezca de nuevo en el firmamento iluminado y se nos caiga encima exterminándonos del Planeta. Ojalá, que Papa Noel nos oiga. 

8 de diciembre de 2017

LAS BOLAS DEL BOLAS



Hay que tener bolas. No lo nieguen, pendejos, de verdad que hay que tener bolas para ser como el Bolas Murillo porque no cualquier persona sería capaz de gritar al mundo, como lo hizo él, que es un pelotudo. Prácticamente, la declaración del bolas tristes puede ser traducida como: "Hola, mirenme, soy prototipo de un engendro defectuoso cruce de la ignorancia y la deficiencia mental. En mi casa me llaman el tarado, de cariño. Cuando nací, en vez de llorar babeaba. No tomo helados porque me los aplasto en la frente. Cuando me preguntan mi nombre digo que me llamo Bolas, Bolas Gump. De niño jugaba con los únicos muñequitos que me entendían que eran Quasimodo y Salvatore. Soy tan bruto que cuando cago me sale materia gris". 

Que este digno representante de la política boliviana haya sido electo, en este País de mierda ya no sorprende a nadie. Lo que sorprende es su ilimitada vocación para la estulticia. Claro, porque a estas alturas del Siglo XXI, sólo un dramático caso de cretinismo severo puede llevar a un parlamentario a vociferar como una beata menopáusica, "maténse", "suicídense" refiriéndose a quienes no tienen la misma superstición que él. El Bolas parece una versión Disney de una monja medieval, ansiosa de la paloma sagrada del Espíritu Santo, que cree todavía que hay un dios y que su hijo santísimo nació sin culeo previo y por la oreja, como dijo San Agustín, a fin de que su mamá quede hecha una virgen perpetua. 

Si el Bolas Tracas se cree un parsimonioso creyente, puritano que mea agua bendita y fornica sólo para reproducir la especie, allá él. Todos son libres de ser cuán putos quieran. Pero este antropoide, es además representante de quienes lo eligieron (que se suiciden esos, del asco) y no puede mezclar sus credos con los asuntos del Estado. Mucho menos puede vomitar tantas heces verbales tan sólo porque el muy ingenuo cree que un embrión inflamado tiene conciencia, razón y sentidos, que es lo que define al ser humano. A estas alturas, su jefe el ex-cementero, debe estar arrepintiéndose de no tener un diccionario del insulto a mano el día que lo bautizó como Bolas, habiendo tanto adjetivo procaz que lo define. Como por ejemplo: tonto, imbécil, idiota, bobo, estúpido, zoquete, burro, ceporro, memo, mentecato, zopenco, inepto, majadero, palurdo, ignorante...

El único argumento que existe para seguir jodiendo con esa paja del aborto, proviene de la moral de los creyentes. La razón, el derecho y la lógica no tienen nada que ver con estas cantaletas de los retrasados hipócritas que sostienen su fe comiédose la carne y bebiéndose la sangre de su dios. Esos antropófagos y hematófagos son grandes defensores de la vida del embrión, dizqué, y el molusco del que hablamos incluso dice a las "progresistas" que no tienen derecho a matar "una vida que no es suya". Si el embrión que te crece en tu panza no es tuyo ¿De quién es? O sea ¿diosito me castigará si me reviento un puchichi del ano? ¿No tengo derecho a decidir la vida de mis forúnculos? Realmente, en este Paisito hasta para ser Bolas, hay que tener bolas y el Bolas es la prueba más clara de que, en algunos casos, el aborto debería ser obligatorio.

5 de diciembre de 2017

EL PAIS Y LA UMSS



La UMSS es una versión chuta y chata del País. El fundamento del poder sansimoniano se asienta sobre el terror y el cunilingue, como en la Nación, y la manera de hacer política es a través de la amenaza y la prebenda, en la UMSS y en el País. El líder máximo de San Simón, es un ególatra con ínfulas de rey chiquito, como el del País y, para alcanzar su total hegemonía, manipula las normas, se caga en la ley, incurre en terrorismo mediático y silencia por todos los medios a su alcance a sus opositores. Sí, adivinaron, como en el País. La gente que acompaña en sus andares al que gobierna la UMSS, es servil, inconsecuente con sus ideas (si es que las tiene) y está dispuesta a obedecer sin estornudar una mísera crítica pues (o son tontos para hacerlo o son demasiado putos), como pasa en el Gobierno del País. Y los actos electorales de San Simón, no son más que una formalidad pintoresca pues el líder de la UMSS se ocupa de elaborar artimañas criollas para anular a quienes constituyan una amenaza y asegurar así la elección de sus candidatos, que serán obedientes, entregarán con puntualidad sus nalgas y harán lo que se les dice sin chistar. Exactamente, colega, oh sorpresa, igualito a lo que pasa en el País.

Para colmo de coincidencias, las elecciones que hubieron en el País anteayer, se replicarán mañana en la UMSS. Se trata de elegir un nuevo Vicerector, que será una, porque -al igual que pasó en el País- la autoridad San Simoniana ya decidió eliminar a su adversaria y sus hordas de serviles distribuídas en todas las facultades ya están amedrentando y/o corrompiendo las conciencias de los votantes. Como pasó en el País. Así que mañana, la comunidad universitaria, debería replicar lo que pasó en el País y votar por el Negro de WhatsAap, que la tiene grande, es negro de verdad y no una imitación dantesca, ya ganó una elección nacional, es el dulce de las chicas y es prototipo de la hombría y la genialidad.

Así que mañana, colegas y estudiantes, hagamos lo que hizo el País: Votemos nulo, ridiculicemos y deslegitimemos esa payasada poniendo en nuestras papeletas la efigie intimidante del Negro de WhatsAap, y simbólicamente encajemos su atributo distintivo en el culo de los que nos quieren mamar. He dicho.

4 de diciembre de 2017

ELECCIONES Y ERECCIONES: RADIOGRAFÍA SOCIAL DEL VOTO NULO



Las elecciones de ayer son el reflejo de la bolivianidad. Primero porque el setenta y putas por ciento de los habilitados... ¡Fueron a votar! Bolivia es el único país del mundo que elige a sus magistrados. Por lo general cuando hay un "único" país en algo es porque ese país es muy cojudo, no al revés y, claro, muchos votamos por tener el cartoncito que nos permita hacer transacciones bancarias lo que significa que el banco nos tiene agarrados por el culo. Pero otros votaron con convicción demócrata, porque querían aprovechar de salir de sus roperos, porque era su primera vez, porque se les antojó un sanguich o porque era pretexto para hacer abandono de hogar. Como sea, votamos cabrones, fuimos a votar a la única y más pelotuda elección del mundo. Magistrados a ver... ¿No podían hacer sorteo o jugárselo en cacho?

Ahora bien, de la población votante, el treinta y t'ajllas por ciento... ¡Efectivamente votaron por alguien! La concha de la lora, 30 % de la población (cifra astronómica) es funcional al sistema, se siente demócrata por votar por gente que no conoce, obedece órdenes, cree en sus líderes, apoya al gobierno, se siente cómoda con el dedo que el Estado les mete en el culo. Es decir, 30 percent de los bolivians creen que viven en Narnia. ¡Que desastre! Y podríamos suponer que el sesenta y pija por ciento que votaron nulo o blanco son un dejo de esperanza pero no. No, maldita sea, no. Analicemos:

Los que votaron en blanco son analfabetos que no aprendieron a hacer ni una puta cruz con lápiz. Son conformistas y pueriles, andan por la vida sin importarles nada y sin importarles a quien cagan en el camino. Gente acrítica y despistada incapaz de tirarse un pedo en público y no pedir perdón. En tanto que la contundente victoria del voto nulo, no debe leerse cegados por la inicial euforia del triunfo, detrás de cada voto están reafirmándose las principales taras sociales que nos aquejan. Es llamativo, por ejemplo, el hecho de que haya ganado de manera aplastante el Negro de WhatsAap. Eso quiere decir que estamos llenos de gente dispuesta a regalar su voto a un caudillo extranjero, a un foráneo símbolo de la prepotencia, entregamos nuestra justicia al avasallamiento abusivo de la hombría, a un agente del imperialismo selvático. También quiere decir que en este País hay demasiada gente a la cual le conmueve la poronga.

Por otro lado, la abultada votación que obtuvieron Gabriela Zapata y Mayté Flores, no debe confundirse con una inclinación hacia el voto femenino y la tentación de creer que estamos superando el machismo. Por el contrario, es el Complejo de Edipo el que habló en las urnas, es nuestra debilidad por el predominio de las formas antes que de la riqueza interior. Hemos sido vencidos ante el aplastante poder de las tetas, una vez más. Otra fiesta electoral más arruinada por ese ser innoble que ha confundido las elecciones con sus erecciones. Después están los que votaron por dibujitos animados. ¡Qué infantilismo mental! ¡Qué procaz predisposición a la regresión, al retraso o, en su defecto, a la nostalgia infanto juvenil! Por lo menos si hubieran dibujado una kantuta, una llamita o una chucha andina. Algo con identidad. Pero nada.

Finalmente está el perro. ¿Qué podemos decir de un pueblo que prefiere a un animal antes que a un ser humano... o a una vedette con buen culo? Nada, no podemos decir nada, pues es la señal más clara de la descomposición social, del fondo que tocamos como constructo patriótico. Me dicen por ahí que también recibió votos un tal Delius, pero no lo conozco. Poco o nada puedo analizar ese raro dato pero sí puedo decir que este despute electoral no habla bien de nosotros. Sólo se salvan aquellos que votaron a conciencia y pusieron reflexiones filosóficas o preocupaciones existenciales como: "No me baja" o "Me cago en dios" o "Soy inmortal no necesito votar" o "Puto el que lee". Esos pocos heredarán el cielo y sacarán a flote la democracia. Lo que es yo, me cago en todo, a mi no me echen la culpa, yo voté por Batman.


28 de noviembre de 2017

TCP: NOS CAGARON... ¿Y AHORA?



La verdad es que ahora todos -con justa razón- reaccionan cabreadísimos, indignados y estupefactos pero ¿Esperaban otra cosa? ¿Un resabio de decencia entre una indecente justicia? ¿Un ligero rayo de luz entre las sombras del llunk'erio? Creo que estarían pecando de ingenuidad pues la lógica y la legalidad ya hace mucho que son cadáveres entre el pestilente ambiente político de esta patria y, hace mucho, que la justicia y sus administradores cayeron de rodillas dispuestos a succionar la nutria de sus caciques. Lo que hizo hoy el TCP no debería ser una sorpresa, sino una mera confirmación de que la Constitución ha sido declarada papel higiénico oficial de los gobernantes por los asustados y mongólicos magistrados y que este paisito ya se fué a la concha de la lora con su democracia nominal, sus decisiones ignoradas, sus procesos electorales de alasitas y su dignidad manchada con los fluidos de sucesivas violaciones. Nos vamos pal carajo, el emperador será vitalicio. La pregunta ahora es ¿Qué hacemos?

¿Vamos a seguir llorando en el Facebook? ¿Vamos a twitear nuestra indignación en 180 caracteres? ¿Vamos a esperar que la oposición jajaja esa jajaj esa manga de cretinos diga algo? ¿Vamos a depositar nuestra confianza en los gobiernos locales cuando sabemos que Revilla, Costas o Leyes se van a acoger a la misma inmundicia y harán -les apuesto el huevo derecho- exactamente lo mismo que el presidente? ¿Qué vamos hacer, cabrones? ¿Eh? ¿Qué vamos hacer? A mi me da mucha pereza ejercer de Pepe Grillo, por lo general soy la mala conciencia de quienes pretenden mi auxilio y, además, no tengo muchos talentos más de los que me dieron algunas lecturas y un diccionario y por eso, se me ocurre, no mas se me ocurre que, habiéndose cagado el Estado en el Estado, el ciudadano también tiene derecho a cagarse en dicha magna institución. Anarquía, putos. Eso es lo que debemos sembrar.

Inunden las redes pero no con lamentos ni bravuconadas aldeanas. Hagan chistes mierdas. Chistes hirientes, mierdosos, negros y culposos. Voten el 3D dibujando en la papeleta la cara de Atila y pongan un mensaje claro: "Ya vienen por la estepa las hordas de hunos que derrocarán al imperio y entonces caerá Roma, perras". Salgan a las calles y culeen en las plazas al grito de ¡Muerte al Emperador! ¡Viva la poronga! Destrocen sus autos y caminen en bici desnudos, lleguen tarde a sus trabajos y manden a la mierda a sus jefes, sobre todo si trabajan en las empresas públicas. Y, ya fuera de broma, no esperemos el liderazgo de un mesías caído del cielo, eso está bien sólo para los libros de ficción, utilicemos los recursos que tenemos para provocar, para arremeter, para disentir, para generar malestar y sembrar no el odio, que eso ya tienen por demás los resentidos, sino el descontento que es muy distinto y más inteligente, pero para qur funcione, tiene que ser cotidiano y constante. De nada sirve joder hoy día y mañana hablar del clima o subir una canción de Arjona o sacar foto a los platos de chuño que estamos comiendo. Hoy el Estado se cagó en nosotros y mañana lo harán los de la oposición y los oportunistas de siempre. ¿Ustedes tienen vocación de letrina? Yo no.


26 de noviembre de 2017

LO ÚNICO SENSATO



La palabra verguenza ya no alcanza y decir que estamos en un abismo resulta tan obvio que ni siquiera vale la pena decirlo. Pero la verdad es que la UMSS ya no se sostiene. El clientelismo, la angurria, la bajeza humana, la mediocridad más plena, la adulación, el chantaje, la retórica de la amenaza, el peguismo, la unilateralidad del poder y el silencio, el maldito silencio cómplice, han definido el devenir de los docentes, estudiantes y administrativos de la Universidad.

En la carrera por elegir un nuevo vicerector ante el sentido fallecimiento de su titular electa, está condicionando además una inmunda guerra sucia a plan de anónimos y manifiestos de degradante llunk'erio y es evidente que el rectorado prefiere nutrirse de tontos útiles en el oficio del cunilingue antes de abrir el escenario al libre pensamiento. La candidata del Rector, por ejemplo, no sólo pretende presumir su condición de "feminista" como si eso fuera en mérito académico sino que anda tan vacía de propuestas, hablando de abstracciones tan penosamente clichés, sino que se entrega a la narcótica histeria populista de ir en caravanas, metiendo bulla y sonriendo como títere de circo de pobre, mientras la Universidad guarda luto institucional.

Por eso, lo sensato resulta elegir a quien se atreva a equilibrar la fanfarria del rectorado con la seriedad de la Academia. Elena Ferrufino no sólamente es una extraordinaria cientista social, una persona de alta ética intachable y una valerosa luchadora de la sensatez, sino que además la tiene clara: Congreso. Ese es el único camino que tiene la Universidad para salir de su agobiante crisis, esa debiera ser la primera y única consigna y no debería existir peros frente a ello. Con la más plena convicción, con la certeza de estar haciendo lo correcto, no sólo me sumo por completo a la candidatura de Elena sino que desde acá le entrego además mi confianza.

4 de noviembre de 2017

HIPÓCRITAS DE TODOS SANTOS




Ademar Valda y Jorge Alvarado no son precisamente un monumento a la comicidad y el buen humor. Todo lo contrario. Son torpes, grotescos, elementales y con cero background, o sea, politiqueros no mas y tienen el consiguiente grado de semianalfabetismo que eso conlleva. La prueba está en esa tan poco original, rebuscada e infantil mesita de muertos que armaron con las fotos del Alcalde sonrisas y el otro guey de Semapa, el de la nariz ¿Se ubican no?

Si querían hacer un chiste o sacar a relucir un divertimento alusivo a la fecha podían ser originales y hacer, por ejemplo, "Alabados" para ese par de carnales, algo así como "Allá viene el esqueleto del Alcalde con su cara de pepino, le daremos un lak'aso por maleante y por cretino. Alabado santisimo sacramento del altar..." Y al otro, bueno, bastaba con que reprodujeran los versos inmortales que Quevedo le hizo a la nariz de Góngora:

Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una nariz sayón y escriba,
érase un pez espada muy barbado.

Era un reloj de sol mal encarado,
érase una alquitara pensativa,
érase un elefante boca arriba,
era Ovidio Nasón más narizado.

Érase el espolón de una galera,
érase una pirámide de Egipto,
las doce tribus de narices era.

Érase un naricísimo infinito,
muchísimo nariz, nariz tan fiera
que en la cara de Anás fuera delito.

Pero no, debieron reunirse y tocados por la inspiración divina se les ocurrió de golpe la idea y ¡Zas! hicieron esa puñetera barata, inconsistente y babosa. Lo peor de todo, lo sorprendente, es que lograron su cometido. La gente -que tiende a ser boluda- pegó el grito al cielo azuzada por los medios -tan propensos al alcahueterío- y las hordas de lloq'allas a sueldo de la Alcaldía -tan predispuestos al cunilingue- ya organizaron una manifestación de desagravio, no en defensa del Alcalde María Pepita y su narigón ad later, sino en defensa de "nuestras tradiciones", diciendo. O sea, la babosada de Valda y el otro habia sido un agravio a nuestras costumbres de Todos Santos. ¿Por qué no se van a la concha de la lora manga de hipócritas?

Sí, cabrones, porque resuta que desde hace más de 20 años, se les prohibe a la gente entrar al cementerio con comida, con bebida, con música, se los obliga a hacer sus rituales en las calles, se los condena y criminaliza, se los reprime y maltrata cada maldito 2 de noviembre, tan sólo por darle continuidad a sus rituales y eso lo hace la Alcaldía, lo esconden los medios de comunicación y lo aplaude la ciudadanía y ahora esos mismos hijos de puta ¿van hablar de "respeto a nuestras tradiciones"? Hay que ser cínico, ignorante y despreciable hipócrita para eso. Son esos mismos asnos los que arman el escándalo porque los gauchos hicieron esa misma mierda en la Argentina, pero esa prohibición estúpida funciona acá hace décadas y todos metiendo la cabeza al culo. No hay derecho a tanta insana cojudez. Ojalá y el próximo Todos Santos, se mueran todos.