19 de noviembre de 2016

COCHABAMBA, LA FEA




El Siglo XXI, encontró a las grandes urbes en la urgencia de idear formas para que las ciudades sean más habitables y más dignas, pues el cemento, las moles de concreto y acero y las vías de circulación vehicular han asfixiado a sus habitantes, han producido un colapso ambiental y han puesto en peligro la calidad de vida. Por eso, los más inteligentes y progresistas proyectos urbanos, están rompiéndose el lomo tratando de recuperar y crear áreas verdes, dictando normas para que los edificios tengan plantas y vegetación en sus techos y paredes, premiando a quienes implementen huertos urbanos, en fin, tratando de recuperar la dignidad en eso que llamamos vida. Esta tendencia ya no se trata sólo de estética y ornamento ni moda ambientalista, sino que se convirtió en una cuestión de lógica y de sobrevivencia. Por eso, escuchar una de las últimas declaraciones públicas de nuestro Alcalde, me hace pensar no más que estamos viviendo en Pelotillehue.

A saber, nuestro burgomaestre, en una actividad de ingenieros, de constructores o de no sé que rubro pernicioso como esos, habló sobre, y cito, "encaminar a Cochabamba al Siglo XXI" y para ello se requeriría "construir edificios de 50 y 60 pisos". Dijo. Lo juro por mi abnegada madre. Eso dijo el burgomaestre. ¡¡¡Qué despiste histórico!!!. ¿Dónde ha estado viviendo este carnal todo este tiempo? ¿En su ropero? ¿Cómo carajos esta Ciudad de mierda va a necesitar más mugrosos edificios? ¿Cuál la perra necesidad? Qué admirable talento para ser retrógrada, despistado y jocoso. Pero ojalá sólo fuera él el chistosito, lo dramático es que estamos rodeados de imbéciles de concurso en esta amada tierra llena de putos depredadores y parásitos comemierdas hundidos hasta el cuello en la podredumbre de la cultura del cemento y el culto al edificio. ¡Qué perversión voyeurista con las moles fálicas! ¿Se exitarán viendo rascacielos? ¿Les arderá de emoción el culo? Mientras el mundo apuesta por los árboles, el cochalo bastardito, sueña con edificios de 50, 60 pisos como afirma el "burdomaestre".

La cosa es que, primero, los edificios le cuestan a la ciudad áreas de oxígeno que podrían ser parques y jardines. Segundo, los edificios producen ruido visual, estupidizan la conciencia, verticalizan las relaciones humanas e impiden el derecho al disfrute de lo público incluyendo el cielo y el aire. Y tercero, los edificios que se hacen en nuestro valle son más feos que un beso de intendente. Bestias gigantescas carentes de armonía, originalidad y expresividad. Planos como el culo de Yoko Ono, los edificios de Cochabamba vierten el puerco gusto kitsch en cada detalle de su maldita existencia. mezclas groseras y perversas de estilos y materiales. Verlos cada día es como escuchar el Requiem de Mozart, interpretado por la Banda Municipal, cantado por Yuri Ortuño y Maluma y con arreglos del Grillo Villegas. Así de feos son.

Lo peor que le pasó a la Llajta fue darle poder a los vecinos y crear las organizaciones que las agrupan y deciden obras para los barrios. Como estos "dirigentillos" casuales son politiqueros y arrechos de protagonismo, imponen criterios absurdos de "desarrollo" como pavimento, puentes, estaciones policiales, canchitas de futbol, sedes y demás mierdas inútiles. Nunca parques ni áreas verdes. Claro, los muy babosos o piensan que el desarrollo se hace con teleféricos en vez de salud y educación o extrañan sus paisajes natales de altiplano, paja brava y socavones. ¿Árbol? a la mierda los árboles. ¿Plantas? ¿Pa que ps? "Queremos edificio de 50, 60 pisos ", diciendo. Bola de analfabetos subnormales.

Cochabamba se ha vuelto una ciudad horrible, polvorienta, visualmente monótona, llena de adefesios estructurales como los cojudos distribuidores, las avenidas de mierda, los edificios asquerosos y las calles repletas de árboles podados, arrancados, asesinados por un agente colectivo llamado vecino-Emavra, gemelos nacidos en la misma casa de putas, y por tanto encaminada indefectiblemente a convertirse en un lugar inhóspito, aburrido y maltrecho, abordando el tren que va hacia el Siglo XXI, con autoridades que sueñan masturbarse ante un paisaje de edificios de 50, 60 pisos. Como mi maestro y amigo Ojo de Vidrio, yo también me pregunto ¿Cuándo se jodió Cochabamba? Y no es que extrañe la pintoresca aldea que fuimos pues, vamos, la mentalidad de aldeanos no ha cambiado un ápice, sólo que ahora somos unos aldeanos de la grandísima mierda que encima han convertido lo que fue un bello vergel, en un repulsivo antro de soledad, cemento y la más brutal fealdad. Sí, compas, somos habitantes de Cochabamba, la fea.

10 comentarios:

  1. Alguna propuesta concreta? Porque putear, putea cualquiera y con mal gusto como en este caso, que propones exactamente?
    Eso sería interesante de escuchar....

    ResponderEliminar
  2. Debe ser bonito tener una casa solariega en el centro o al norte del Rocha, solo asi me explico como alguien puede estar absolutamente en contra de los edificios de apartamentos.

    Pero a ver, ¿No quieres edificios? Vale ¿Pero tampoco avenidas y viaductos? Y como carajos hara la gente que no vive cerca para desplazarse? ¿En helicoptero?

    La zona sur esta repleta de casas, no de edificios, paradojicamente esto hace que sea mucho mas polvorienta y degorestada que la zona norte.

    Se necesita tino para pteservar las areas verdes y hacer edificios mas imaginativos y con armonia natural; pero la densidad poblacional que tiene esa ciudad EXIGE edificios y avenidas, aunque le arda.

    ResponderEliminar
  3. Lo peorcito que escribiste. Se que no te importara mi comentario, asi como para muchos no les interesa tu opinion.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En una cosa tienes razón, me importa un culo tu opinión

      Eliminar
  4. Manada de estupidos Cochabamba no es fea... es HORROROSA. Sus viaductos y distribuidores son monumentos a la ineficacia y la desorganización. No quisiera hablar de sus edificios, pero por culpa de sus putos comentarios me veo en la obligación cívica... son una mierda! Roperos de 20 pisos pegados el uno al otro, sin la menor intención estética (como el culo de Yoko). Si de algo peca el Basurífero Autorreferente es de nobleza inconmensurable al decir que Cochabamba (una vez ciudad jardín) es Fea y no Horrible, Horrorosa, Repugnante, Excecrable y… (necesito ayuda con adjetivos descalificativos). Ven, para que me hacen hablar, CARAJO!

    ResponderEliminar
  5. Basura me reí mucho con lo del beso de intendente. Yo creo que aporta tu opinión. Hartos leen aún. Pero hay algo que no encuentro... Si los edificios altos disminuyen la expansión de la Mancha urbana hacia suelos agrícolas entonces puede servir. Una pizca de respeto al esfuerzo que todos hacemos por tratar de hacer este lugar mejor

    ResponderEliminar
  6. Tu observación es muy limitada, si no se construyen edificios toda Cochabamba será un museo de cemento, hay tanta gente que viene y quiere tener una casa y si todos tiene una casa de un piso no tendrás otra opción que cubrir de cemento todos los valles de Cochabamba.

    ResponderEliminar