4 de noviembre de 2016

EL PITBULL Y EL MACHETE




Pasó en la Ciudad Maravilla, tierra fecunda, ella, con sus nevados eternos, sus marraquetas imperiales y sus pitbulls hijos de perra. Los pitbulls son una raza maligna de cuadrúpedos ya que su historia está asociada a los barrios marginales, las apuestas ilegales y las casas de putas en el Londres que gustaba habitar Jack el Destripador. En efecto, estos malnacidos canes, fruto de varios experimentos genéticos, nacieron a la vida pública educados para pelear con toros (de ahí su nombre) o para ser arrojados a pozos llenos de ratas a ver cuál de las especies sobrevivía. Estos sanos espectáculos eran apreciados por hombres y mujeres que -empapados de licor- apostaban y se divertían viendo perecer, sangrar, mutilarse y/o infringirse daños irreparables a estas criaturitas del señor. A mi los animales me importan la soberana mierda. Mientras me proporcionen su carne y sus vísceras para saciar mis apetitos, que hagan lo suyo dónde puedan, pinches cabrones, pero otra cosa es tener a uno de estos perros pandilleros dispuesto a comerse parte de tu blandita y sabrosa humanidad. No señor, yo no estoy para entregarle el culo a ningún bastardo adefesio mutante. Y ese es el tema del nuevo debate favorito de las redes.

A decir de las informaciones que uno va recopilando, unos manes andaban paseando su mascota (un pitbull al parecer prohibido por ley) sin bozal (lo cuál estaría prohibido por ley) y además lo hacían en estado de ebriedad. El cachorrito, fiel a sus instintos, algún cacho decidió divertirse arrancando partes de los cuerpos de una familia de transeúntes que andaban por ahí y, al parecer, el pater familias, para salvar a sus allegados, comenzó a repartir machetazos a la bestia como si fuera Perseo cagando a cuchillazos a Cerbero. Algunas cosas no están claras. Primero, hay que averiguar si el pitbull estaba igual de verga como sus dueños. Segundo, es importante saber si la razón del ataque canino no fue debido a una reacción del dogo frente alguna muestra de abuso humano. Puede que en su pijazo, uno de los dueños se haya puesto calentón y haya confundido al perro con su novia. Tercero, y lo más importante, de dónde mierdas apareció un machete. Quién coño sale a la calle con su familia y un machete?

Más allá de resolver estas preocupaciones, lo que se pone de manifiesto es el consiguiente debate entre los animalistas que condenan la reacción del mataperros y los humanistas que justifican al susodicho en aras de preservar la integridad física de sus seres queridos. Pero si lo pensamos bien, no debería haber tal debate porque sólo un pelotudo no hubiera reaccionado igual que el pater familias. Qué esperaban que haga? Que razone con el pitbull? Que le implore clemencia? Que se ofrezca él en vez de su familia a ser masticado por la bestia bruta? El can tenía que cagar pilas y pagar por sus crímenes, eso está clarísimo. Pero sólo él merece la muerte? Y qué pasa con los beodos eh? Ellos provocaron eso por irresponsables, por cretinos, por ignorantes y por hijos de la chingada. Ellos deberían también ser pasados por las armas. Mínimamente los deberían azotar y darles pedazos de su piel a algún chihuaha o perro salchicha, para humillarlos, digo.

Aunque uno no deja también de pensar en la contraparte. La historia nos ha enseñado que el ser humano es peor que cualquier bestia inmunda. Todos somos potenciales asesinos o enfermos criminales, nos merecemos ser comida de los perros. Pero los perros son un animal de mierda, a quienes no tiene caso entregarse por su falta de personalidad y su carácter hipócrita y condescendiente. Por tanto el debate es aún más complejo. Quiénes tienen derecho sobre el control del Planeta y cuál animal merece domesticar o exterminar al otro? Yo no me veo moviéndole el potito a un simio para complacerlo en su soledad, por ejemplo, por tanto no me cuadra la idea de tener mascotas. Ahí está el detalle: La puta manía de los hombres de compensar su falta de socialidad domesticando animales. Qué joder. En este mundo salvaje y poblado por asquerosas bestias que vuelan, reptan, caminan en dos patas o cuatro, hay que no más sobrevivir como se pueda. Yo que el pater familias, hubiera primero decapitado al perro no sin antes castrarlo con tijeras, luego hubiera asesinado a los dueños lentamente y, finalmente, le hubiera sacado la mierda a mi familia por interponerse en la trayectoria del pitbull. Qué putas.

3 comentarios:

  1. DE LA PUTA !! DIRECTO AL MOCHO TODO UN POETA DEL TECLADO HACE 20 AÑOS ESTA RAZA DE PERRO NI EXISTIA EN BOLIVIA AHORA TODO ES NEGOCIO I PODER INTIMIDAR AL Q TE EMPUTA CON UNA BESTIA DE ESTAS ESTE ANIMAL NO ESTA PARA ESTA SOCIEDAD ESPECIALMENTE LOS DE SUBURBIO BAJO

    ResponderEliminar
  2. A mí me da mucha bronca cuando los animalistas joden con wevadas, más si fue en defensa de personas. Yo si me jode uno de esos le meto bala.

    ResponderEliminar
  3. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar