26 de mayo de 2017

NO AL PUTINÓDROMO EN COÑA COÑA



Vamos a poner las cosas en una dimensión clara y precisa: La Laguna de Coña Coña que en estos momentos ya no es laguna ni nada por el estilo, es un área verde. Si fueramos una pujante sociedad moderna, con verdaderas políticas de desarrollo urbano, con una visión de planificación basada en el desarrollo sostenible, ya habríamos convertido la zona de la Laguna en un área destinada a la preservación de especies de árboles nativos, en un parque que sea un pulmón urbano, en un centro verde de esparcimiento y/o generador de conciencia ambiental... en fin, en cualquier cosa que constituya un paliativo al desastre ambiental y el deterioro de nuestra calidad de vida que ha creado la obsesión por el pavimento, por la construcción y por las gigantes estructuras de concreto. Pero no. ¿Qué vamos a ser modernos? Somos putrefactos seres arcáicos con acceso a topadoras y cemento lo que significa ser igual a un mono con Gillette.

Sólo eso puede explicar que ahora se esté suscitando un debate que no tiene razón de ser y es el siguiente: El Colectivo No a la tala de árboles en Cochabamba, la mayoría de los vecinos de la zona y ciudadanos conscientes de lo pernicioso que es acabar con el entorno natural en favor del edificio y la avenida, están tratando de hacer entender a las autoridades y a los ciudadanos que pavimentaron hace tiempo ya su cerebro, de que dicho espacio no sea destinado a la construcción de una estructura asquerosa sino a salvar a Cochabamba de la debacle ambiental. Como todos ustedes saben, pronto en esta aldea seremos los anfitriones de la cantidad de gente que viene a una competición deportiva sudamericana que ha excitado la imaginación de los gobernantes y que se ha declarado prioridad departamental. Para tal evento, se están construyendo escenarios y pistas deportivas invirtiendo enormes sumas de dinero y arrasando con áreas y espacios que podrían servir para devolverle a Cochabamba su condición de jardín. Pero no, la puta madre, no.

A nuestras autoridades municipales, expertos indiscutibles en wacabolismo crónico, se les metió en la cabeza (y el culo) que tienen que hacer un "Patinódromo", estructura que tiene forma de chancleta, más feo que uniforme de edil, más coyuntural que polvo de turista y, a la larga, más inútil que teta de monja y que además lo tienen que hacer en la Laguna Coña Coña, sacrificando para eso cientos de molles (especies protegidas por ley) para que durante cuatro días unos ociosos patinadores de mierda hagan su ejercicio mientras unos cuantos ociosos espectadores de mierda, se sienten identificados con la gloria y el sudor ajeno para compensar su puta inutilidad y falta de talento. El resto de los cochabambinos... que se joda y que pierda su área verde. A los de la Municipalidad, también les patina. Pero les patina el coco, la responsabilidad, el sentido común, la inteligencia y la lógica más elemental.

Por eso este debate es absurdo. Porque ese proyecto es una total inconciencia cuando se lo puede hacer en otras zonas que los vecinos y el Colectivo propusieron y en ellos no se afectaría nuestra calidad de vida. Todo el mundo, autoridades locales y nacionales, están desesperados por complacer las ansias y exigencias de ODESUR, y claro, gana quien les succione la nutria con más vehemencia, no importa si para eso sacrifican la vida digna, las áreas verdes, la buena salud de la Ciudad y sus ciudadanos. Hagan su puto patinódromo, cabrones, pero háganlo sin joder al resto. ¿Por qué no lo emplazan en el Cristo de la Concordia, otra mole inocua y fea y vuelan de una vez por todas ese monumento al fracaso? ¿O por qué no lo hacen en las moles de supermercados y plazas de comida que aprueban indistintamente para saciar sus ansias de parecer modernos o llenarse los bolsillos de sobornos y otras coimas? O mejor ¿Por qué no lo hacen en sus casitas ya que son proyectos tan nobles y beneficiosos según dicen, putos? Lo bueno de todo esto es que la ciudadanía está reaccionando y cada vez se les hace más difícil a los estúpidos imponer su estupidez, por ello, a sumarse todos a rechazar el putinódromo. ¿Qué queremos? ¡Áreas verdes! ¿Y los de ODESUR? ¡Que se jodan! ¿Y las autoridades? ¡A la mierda!. ¡Viva Cochabamba verde, carajo!

8 comentarios:

  1. Excelente nota!

    Comparto el link de la petición para proteger a la laguna. Ya cuenta con más de 1200 firmas. Gracias por el apoyo!

    https://www.change.org/p/colectivo-no-a-la-tala-de-arboles-cochabamba-salvemos-la-laguna-co%C3%B1a-co%C3%B1a

    ResponderEliminar
  2. Yo vivo por la zona y esta llena de pandilleros, si eso se llega a construir van a estar como ratas ahí todavía más pandillas.

    ResponderEliminar
  3. Mas inútil que teta de monja! jajaja

    ResponderEliminar
  4. Muy Buen escrito, entendible desde todo punto vista, cuenten con todos y conmigo. Viva Cochabamba Verde Carajo!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Me adjunto a la petición en change.org, haremos una para que no construyan otro "escenario deportivo" inútil: el batán ahi en la Beijing y Blanco Galindo, yo también quiero más árboles!!!

    ResponderEliminar