26 de julio de 2017

EL RELOJ DE CALA CALA Y EL ICONO DE LA ESTUPIDEZ



De principio, amados lectores, debo advertirles que voy hablar mal de los cochabambinos en este artículo así que, si vuestro primer impulso al terminar de leerlo es mentarme la madre, siéntanse libres de hacerlo, insultadme y maldecidme, que yo os ofrezco mi muro para ello como cristiano que ofrece la otra mejilla. Mas si vuestros deseos son los de debatir y discutir ideas, pues tanto mejor. Presto y feliz intercambiaré con vosotros frescos pensamientos y risueñas ironías. Ahora que si, por el contrario, vuestros anhelos responden a denunciarme al facebook e intentar bloquear mi cuenta, entonces meteos vuestro índice en el culo pues no seriais más que unos analfabetos comemierda que incapaces de dialogar o insultar respondeis al primario instinto de ser imbéciles, por tanto desde ya, permitidme mandaros a la mierda.

Dicho esto, vamos al punto. La Alcaldía de Cochabamba está destrozando la Plazuela de Cala Cala para construir ahí un reloj gigante rodeado de flores. El Secretario de Planificación de dicho ente, otro ente, dijo que quieren que esa verga se convierta en "ícono" de la Región. Seamos ingenuos y asumamos que el susodicho es bachiller y sabe el significado de la palabra ícono y por tanto entiende que ésta significa "imagen" y que el uso corriente de tal vocablo hizo que ahora se lo utilice para hacer referencia a una imágen o símbolo que identifique a un grupo de personas, un equipo, una cultura o una ciudad, por ejemplo.

A Cochabamba la representa el choclo, el chicharrón, alguna vez -antes de que los cochabambinos de mierda lo pusieran al borde de la extinción- el molle, alguna otra vez -antes de que los cochabambinos de mierda las reemplazaran por cemento- las jardineras floridas, el clima (en pretérito porque ahora es una pija) el Tunari (cuando se lo puede ver y no te tapa el smog), etc. La verdad es que Cochabamba tuvo muchos íconos pero en mi prostituta vida escuché que podría ser un ícono cochala un pelotudo reloj. ¿Los de la Alcaldía creen que están en Suiza? ¿Tan al pedo andan?

No deja de ser irónico y hasta exquisito que los ediles quieran imponer el ícono del reloj en una población que no llega puntual ni a sus propios entierros y que además se especializa en comer a deshoras. En Cochabamba todo empieza tarde y todo termina temprano, desde la actividad cotidiana de los funcionarios públicos hasta los conciertos de mierda que se organizan en los putos teatros. A Cochabamba ha llegado tarde la electricidad, las revoluciones, el pensamiento moderno, el automovil y la estúpida fiebre del edificio y el pavimento. Y es por eso que siempre hemos sido felices. O mas felices. Hasta ahora, claro. Entonces ¿Qué mierda de icónico puede tener un anodino, mecánico, inservible y pajero reloj en nuestra Llajta? ¿A quién pancracio le va despertar su epíritu regional y su orgullo paisano un abúlico reloj símbolo de la mecanización y el automatismo? En realidad no hay nada más contradictorio al espíritu cochala que un pelotudo reloj.

Pero ya, supongamos que este impase linguístico fue un desliz fruto de la educación truncada de un mamerto y que la Alcaldía de verdad y de todo corazón (y no de puro brutos) quiere hacer un monumento bonito que a la larga represente el orgullo de ser cochalito ch'unku ch'unkituy. ¿No habia otra cosa? Pensemos: Un tiempo fue icono el sombrero de chola, gran ícono pues representaba a la mujer mestiza valerosa y siempre pujante de este valle. Otro tiempo fue el monumento a las Heroínas de la Coronilla, hermosa escultura con altísimo valor de memoria histórica que el tiempo y la imbecilidad la fracturaron y la olvidaron. Otrora teníamos también el campanario de la Catedral, patrimonio arquitectónico o los techitos coloniales u otros conventos e iglesias que fueron sustituidos por los edificios horripilantes que tanto le gustan a los modernos habitantes de este valle cada vez menos valle y cada vez más feo y gris.

Todo eso, empero, tenía sentido. Eran representativos de nuestro pasado, de nuestra historia, de nuestros objetos culturales ¿Ahora que tenemos? Un mamarracho que funge de cristo redentor más feo que vómito de Pantagruel, edificios cuadrados y redondos más hirientes a la sensibilidad que canción de Maluma, puentes y distribuidores creados con el gusto estético de un diseñador de prisiones, calles y avenidas llenas de automóviles, choferes, huecos y polvo (literales, no en el sentido erótico). Nada de esa mierda es "icónica" de Cochabamba. ¿Cómo carajos puede serlo, entonces, ese estúpido reloj?

La verdad es que la culpa de todo no lo tiene la Alcaldía solamente, sino nosotros. Los boludos cochabambinos que obnubilados con nuestra precaria noción de desarrollo, seducidos por el pavimento, anquilosados en nuestra puerca miseria de destruir el árbol y pavimentar los jardines, hemos hecho de la Ciudad un bodoque sin identidad y sin futuro. O sea que el relojito de mierda es una raya más al tigre, un ejemplo más de nuestra puta incapacidad de agradecer lo que fuimos y luchar por lo que sería mejor para todos. Como otros barrios, Cala Cala ha muerto, ya no es la campiña victoriosa y el remanso de lo hermoso. No, cabrones, ahora es la sede del reloj, el icono de la estupidez. Nos lo merecemos, en el fondo, por putos.

12 comentarios:

  1. Considero que en nuestra ciudad no existe la educación adecuada para valorar los patrimonios ecológicos (coña coña), ni los patrimonios estructurales (casona Bickenbach) que tiene o que tuvo esta “hermosa” tierra, tal vez sea porque todos o una gran mayoría de los ciudadanos que viven en la ciudad sueñan con estar en las vegas o en lo más parecido que su corta imaginación puede plasmar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A pesar de que no estoy de acuerdo con el uso excesivo que haces de palabrotas, estoy de acuerdo con las opiniones que emites. Es cierto, el reloj puede ser en sí un absurdo más de esta gestión municipal, pero por el análisis que haces en tu publicación, somos los cochabambinos los culpables de este deterioro de nuestra imagen de "ciudad jardín de Bolivia", del "granero de Bolivia", de la llajta en si misma. Y tienes razón, primero por elegir estas autoridades que nos están llevando de cabeza, segundo por que lo estamos haciendo. Pero todavía hay gente como yo que sufre con esta destrucción que se hace de la llajta, de nuestro medio ambiente y mira perplejo como suceden los descalabros. Pero se debe considerar que actualmente toda la zona sur de nuestro departamento está poblada de orureños, paceños y potosinos, y la zona sur tiene mayor población que la zona norte por que cada vez llegan más y más gente de estos departamentos, si conoces esta zona (Villa Pagador por excelencia) puedes hasta reconocer imágenes de La Paz y Oruro. Entonces la lucha es dispareja, con gente que lucha por tener áreas verdes, de mantener la ciudad limpia, de escoger mejores autoridades, con los inquilinos que poco les importa la imagen del lugar por que al fin tambien tienen sus propiedades en sus ciudades y no quieren mejorar sus zonas, no les interesa conservar los arboles e igual que en el carnaval de Oruro convierten las calles en un mingitorio público. Seguro hay gente de estos departamentos que no entran en este concepto, pero es la minoría y que seguro vive en la zona norte. Esta, creo yo, es otra realidad de cocha, llena de imigrantes del occidente, Quillacollo es otro ejemplo, ya no hay quillaciollenos y parece la suscursal de la feria 16 de julio del Alto.

      Eliminar
    2. Lo triste amigo es que cualquier cosa que hubiera sido el icono igual estarías puteando. Estás lleno de resentimiento por eso no tienes nada de objetividad. Y coincido el reloj una mierda, las flores bien

      Eliminar
  2. Me encantó tu arti culo...
    Solo te señalo un pequeño gran error de conceptos: Ni la alcaldía ni tú utilizan correctamente el término "ícono"... Más bien se refieren a "símbolos"... Un ícono es un signo que contiene para su expresión, elementos estructurales del objeto que representa (ejemplo: una fotografía).... y un signo símbolo representa a la realidad que quiere expresar mediante una convención social, ejemplo: el lenguaje en todas sus formas. (Charles S. Peirce; La triádica del signo) Aprovecho la ocasión para mandarte un gran abrazo!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola, da mucho que pensar el artículo. Si planteas varios elementos que según tú forman la identidad cochabambina como el sombrero de chola o el monumento de las heroínas de la Coronilla, entonces ¿en vez de ese reloj tiene que ir un mote o un pedazo de chicharrón? Yo pienso que, como paceño, ustedes viven muy relajados. Se la pasan, con todo respeto, contemplando el hermoso valle lleno de flores mientras en mundo alrededor va a mil por hora. Es genial tener una vida calmada y comer a des-hora y a cada rato, abrir negocios a las 9 am y cerrarlos a las 5. Está bien. El problema es que es una exageración, Cochabamba necesita estar más activa y no necesariamente haciendo edificios horribles, y en eso concuerdo contigo, sino siendo más productiva en la creación de su identidad como ciudad. Si el área artística (arquitectura) y cultural (tradiciones) te llaman la atención entonces sería bueno meterse en las instituciones y cambiar las cosas desde ahí, porque no sé qué tanto podemos hacer desde afuera quejándonos. Jajaja es muy probable que las autoridades de la Alcaldía no sepan lo que hacen, pero a veces hacen las cosas bien. Y discrepo contigo, a mi me parece tener bien tener un símbolo de la disciplina y la productividad en una plaza al medio de una ciudad muy relajada. Acomodarse al progreso es necesario, siempre tratando de incluir nuestros matices de identidad. Cochabamba necesita despertar y para eso sirven los relojes.

    ResponderEliminar
  4. Tanta diarrea bucal para decir que no esta contento que digan "icono" al reloj.

    ResponderEliminar
  5. Tanta palabrota para criticar sin fundamento. ..seguramente el señor no tiene un vocabulario digno para escribir un artículo con altura que todos los ciudadanos podamos leer sin sentirnos ofendidos....lamentable.

    ResponderEliminar
  6. Los respondones son chistosos, hacen caso omiso a lo que escribes. Un reloj es estúpido y el artículo preciso en señalar que corresponde a una lógica del idiota, que por sus votos (cochabambinos e invitados) es alcalde, pero reflexionemis; qué ciudad quedará en este camino? Luego del bateador leyes quién tomará la posta y para qué? Me animo a afirmar que lo que falta es un cambio de la conciencia, para ser ecológicos y no estúpidos consumidores ignorantes y racistas....

    ResponderEliminar
  7. Excusándome de inicio por no poder estar a la altura de vueso vernacular léxico, respetuosamente me presento ante usía y digo: el problema con la cochabambinidad es la cochabambez militante. Su merced tiene el buen tino de recordarnos que la relojería no es arte de llajtamasis, para quienes el día se divide según los tiempos que dicta la gastronomía y otras virtudes dionisíacas. Reciba usía un fraternal abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Desde mi punto de vista, ya faltaba hacer un cambio en la plaza de Cala Cala que estaba ya sin mantenimiento hace ya muchos años, sin que otros alcaldes no hagan nada, creo que lo importante del cambio de la plaza es las flores, algo que nos representaba mucho como cochabambinos ya que habia muchos lugares verdes y con bastantes flores, que ultimamente se esta convirtiendo en un simbolo de nuestra ciudad, en todo lugar encontraremos grandes arreglos florales, entonces la plaza sera parte de mostrar la ciudad verde que fuimos, utilizando flores y agregando un extra que seria poco usado en paises, un reloj no comun sino diseñado con flores.
    Entonces al decir todo esto creo que tu "critica" tiene poco fundamento, poca perspectiva y sin conocimiento de como deberian ser las cosas, alguien con educacionusaria bien las palabras en vez de ensuciar con palabrerias vacias si en tu caso al hacer un blog es cambiar la mentalidad de las personas, vas por mal camino.

    ResponderEliminar
  9. por un instante me transporte a Méjico, no reconocí un lenguaje propio del cochabambino o del boliviano, más allá de lo prudente del reloj el verdadero análisis debería centrarse en el costo del mismo




    ResponderEliminar