4 de noviembre de 2017

HIPÓCRITAS DE TODOS SANTOS




Ademar Valda y Jorge Alvarado no son precisamente un monumento a la comicidad y el buen humor. Todo lo contrario. Son torpes, grotescos, elementales y con cero background, o sea, politiqueros no mas y tienen el consiguiente grado de semianalfabetismo que eso conlleva. La prueba está en esa tan poco original, rebuscada e infantil mesita de muertos que armaron con las fotos del Alcalde sonrisas y el otro guey de Semapa, el de la nariz ¿Se ubican no?

Si querían hacer un chiste o sacar a relucir un divertimento alusivo a la fecha podían ser originales y hacer, por ejemplo, "Alabados" para ese par de carnales, algo así como "Allá viene el esqueleto del Alcalde con su cara de pepino, le daremos un lak'aso por maleante y por cretino. Alabado santisimo sacramento del altar..." Y al otro, bueno, bastaba con que reprodujeran los versos inmortales que Quevedo le hizo a la nariz de Góngora:

Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una nariz sayón y escriba,
érase un pez espada muy barbado.

Era un reloj de sol mal encarado,
érase una alquitara pensativa,
érase un elefante boca arriba,
era Ovidio Nasón más narizado.

Érase el espolón de una galera,
érase una pirámide de Egipto,
las doce tribus de narices era.

Érase un naricísimo infinito,
muchísimo nariz, nariz tan fiera
que en la cara de Anás fuera delito.

Pero no, debieron reunirse y tocados por la inspiración divina se les ocurrió de golpe la idea y ¡Zas! hicieron esa puñetera barata, inconsistente y babosa. Lo peor de todo, lo sorprendente, es que lograron su cometido. La gente -que tiende a ser boluda- pegó el grito al cielo azuzada por los medios -tan propensos al alcahueterío- y las hordas de lloq'allas a sueldo de la Alcaldía -tan predispuestos al cunilingue- ya organizaron una manifestación de desagravio, no en defensa del Alcalde María Pepita y su narigón ad later, sino en defensa de "nuestras tradiciones", diciendo. O sea, la babosada de Valda y el otro habia sido un agravio a nuestras costumbres de Todos Santos. ¿Por qué no se van a la concha de la lora manga de hipócritas?

Sí, cabrones, porque resuta que desde hace más de 20 años, se les prohibe a la gente entrar al cementerio con comida, con bebida, con música, se los obliga a hacer sus rituales en las calles, se los condena y criminaliza, se los reprime y maltrata cada maldito 2 de noviembre, tan sólo por darle continuidad a sus rituales y eso lo hace la Alcaldía, lo esconden los medios de comunicación y lo aplaude la ciudadanía y ahora esos mismos hijos de puta ¿van hablar de "respeto a nuestras tradiciones"? Hay que ser cínico, ignorante y despreciable hipócrita para eso. Son esos mismos asnos los que arman el escándalo porque los gauchos hicieron esa misma mierda en la Argentina, pero esa prohibición estúpida funciona acá hace décadas y todos metiendo la cabeza al culo. No hay derecho a tanta insana cojudez. Ojalá y el próximo Todos Santos, se mueran todos.


1 comentario: